EL EXITO - Pasos para crear tu propia empresa

1.- LA IDEA
En primer lugar, antes de invertir dinero o dedicar tiempo y esfuerzos a una empresa, hay que considerar si el proyecto que se pretende poner en funcionamiento tiene posibilidades en el mercado y si se adapta a los conocimientos y habilidades del emprendedor.

Tener las cosas muy claras desde el principio y reflexionar sobre la viabilidad de la iniciativa. Para ello, es imprescindible elaborar un plan de empresa.

2.- EL PLAN DE EMPRESA
Es un documento en el que se hace una descripción del proyecto y sus características. Abarca desde la definición de la idea que se va a desarrollar, hasta la forma concreta de llevarla a cabo. Además de ayudar al emprendedor a aclarar sus ideas, resulta de gran utilidad para presentar el proyecto a los posibles socios o a una entidad bancaria. Estos son los aspectos principales que debe incluir el plan de empresa:

• Deben especificar las características del producto o servicio que va a ofrecer la empresa y estudiar la marca o la patente, en caso de que haya algún elemento novedoso. La solicitud y registro del nombre comercial se tramita ante la oficina de Registros públicos de Patentes y Marcas.
• Tienen que indicar los datos personales del emprendedor (su currículum) y qué personas van a componer el equipo humano, su formación, la experiencia que tienen y sus funciones en la futura empresa.
• Incluir las principales novedades o diferencias de este proyecto con respecto a la oferta actual disponible en el mercado.
• Con relación a os proveedores, es necesario identificarlos, conocer sus ofertas, así como saber de cuántos va a depender la actividad de la empresa.
• Tienen que concretar la localización del negocio, su ubicación y el alquiler o compra de un local, en su caso. Es importante conseguir la localización idónea para cada tipo de negocio y conocer los hábitos de compra de los clientes.

3.- EL PLAN DE VIABILIDAD
Viene hacer el estudio que acompaña al plan de empresa y que se centra en analizar el aspecto económico del proyecto empresarial. En él se incluyen las previsiones de gastos o inversiones al iniciarse la actividad, los recursos económicos de que se dispone para hacer frente a estas inversiones, las fuentes de financiación disponibles y una estimación de pérdidas y ganancias de los tres primeros años, para analizar si el negocio resulta rentable.

Indicar las políticas de marketing y distribución del producto o servicio, su precio y establecer las previsiones de ventas:

• Deben concretar los aspectos financieros más importantes del proyecto: inversión inicial, fuentes de financiación disponibles, previsión de resultados a tres años vista, etc.
• Se recomienda estudiar el mercado al que va dirigido el producto o servicio, quiénes serán los posibles clientes, analizar a la competencia (dónde está y qué ofrece) y estudiar la situación del sector.
• Se deben contabilizar las inversiones iniciales que hay que acometer, como obras en el local, compra o alquiler de mobiliario, maquinaria, equipos informáticos, existencias...
• Analizar quién puede financiar estas inversiones como: Financiación bancaria, subvenciones o recursos propios.
• Especificar el personal que se va a emplear en la empresa.
• Se tienen que incluir los gastos mensuales del proyecto empresarial.

4.- ELECCIÓN DE LA FORMA JURÍDICA DE LA EMPRESA
Es recomendable plantearse qué responsabilidad se desea asumir en la nueva empresa. Según la forma jurídica que se elija, la responsabilidad será ilimitada o se puede responder solo por el capital aportado (S.A; SRLda.; etc.). Además, se debe conocer cuál es la tributación de cada forma jurídica, ya que algunas tributan por Impuestos varios.(autónomos, sociedades civiles y comunidades de bienes) y otras lo hacen a través del Impuesto de Sociedades (sociedades limitadas, anónimas, laborales y cooperativas).

La forma jurídica más sencilla es hacerse empresario individual. Si la empresa, en principio, va a ser pequeña, el emprendedor se puede ahorrar muchos trámites y gestiones al inicio de la actividad, puesto que no tiene que adquirir una personalidad jurídica, lo hará como persona natural. Su constitución es más rápida que la de una sociedad mercantil. Sin embargo, uno de sus principales inconvenientes es que, en caso de que el negocio no vaya bien, es el empresario quien debe responder con su patrimonio personal presente y futuro a las deudas que tenga la empresa, e incluso, con el patrimonio de sus socios si lo tuviera pactado.

En día, las formas jurídicas de empresa que se pueden tramitar a través de Internet son: la Sociedad de Responsabilidad Limitada (SL o SRL), la Sociedad Limitada de Nueva Empresa y el empresario individual.

Para más información, el emprendedor puede dirigirse a la SUNAT a informes o la oficina de Política de la Pequeña y Mediana Empresa, dependiente del Ministerio al rubro que va emprender su negocio.(turismo, minería, agricultura, etc.)

(Los puntos de asesoramiento e Inicio de Tramitación) son oficinas dependientes de las Administraciones Públicas y entidades públicas y privadas que asesoran en la creación de la empresa, ya que prestan servicios presenciales de información en la tramitación telemática de los proyectos, así como durante los primeros años de actividad de la Sociedad de Responsabilidad Limitada. Además, ayudan a iniciar el trámite administrativo de constitución de la sociedad a través del SOL sunat.

5.- LA FINANCIACIÓN DEL PROYECTO
Concretizar la viabilidad económica de la empresa, es recomendable que el emprendedor financie con aportaciones o fondos propios alrededor del 40% de la inversión. El 60% restante se puede conseguir a través de varias vías:

• Los coste de la financiación bancaria supone un gasto para la empresa, que se refleja de manera directa en su cuenta de resultados. Por ello, se debe determinar qué instrumento financieros se va a escoger para financiar el negocio, de manera que sea el producto más conveniente para cada proyecto. La financiación bancaria supone la obtención de avales sobre el préstamo que se solicita.

• Ayudas y subvenciones dependen, en gran medida, de la forma jurídica que adopte la empresa, de la localidad concreta en la que se ubique, del sector de actividad, de si es un proyecto de autoempleo y de la situación laboral del emprendedor con anterioridad al inicio de la actividad :

o Subvenciones para el fomento del empleo autónomo: indicadas para personas sin trabajo , que van a desarrollar una actividad por cuenta propia.
o Subvenciones para el fomento del empleo y la mejora de la competitividad en las cooperativas y las sociedades laborales.
o Proyectos empresariales (Iniciativa Empleo): Crear empleo en el entorno local mediante la concesión de ayudas y subvenciones. Pueden calificarse como INICIATIVA DE EMPLEO los proyectos empresariales o las empresas recién constituidas sin haber iniciado su actividad, que sean innovadoras, generadoras de empleo y utilicen recursos locales infrautilizados.

6.- CREACIÓN Y APERTURA DEL NEGOCIO
Principales trámites de puesta en marcha de una empresa que se pueden realizar :

• Solicitar a Defensa civil la inspección ocular del local,contar con un plano del local, los requisitos obligatorios (pozo de tierra, extinguidor, espacio adecuado,salidas de emergencias,medicinas, etc.) y éste dará un certificado positivo.
• Según el giro del negocio, se tramita a otros ministerios, ejemplo para el Registro unificado de un hotel sería en el ministerio de Turismo obteniendo dicha autorización, o va vender armas sería ministerio del interior y prefectura, etc.
• Tramitar la licencia de funcionamiento en la municipalidad respectiva, acompañando los pagos y documentos que son requisitos., el registro y la tramitación de las licencias municipales de actividades, de instalaciones y urbanísticas y la licencia de apertura del local o la solicitud de cambio de titularidad. Además, en la municipalidad también se realiza las gestiones para la licencia de publicidad luminosa, paneles, letreros , etc. en el local respectivo.) de no hacerlo estaría en riesgo de una inspección o denuncia de la misma y le caerá una multa municipal.
• Sacar el RUC o RUS ,etc. en la SUNAT, en donde le proporcionaran su número y su clave SOL.
• Confeccionar en una imprenta : Las Boletas de Venta, Facturas, etc.
• Una vez que cuenta con todo lo antes mencionada ya puede iniciar su negocio comercial de manera legal, de lo contrario su negocio estaría en lo informal.
• Con las Cámaras de Comercio se puede obtener el asesoramiento adecuado, sobre la forma jurídica de la empresa que más convenga, los trámites administrativos, las obligaciones frente a las administraciones e información sobre subvenciones y ayudas públicas.
• Se recomendaría redactar la escritura de constitución de la empresa e inscribirla en el Registro.
• Conviene no olvidar los seguros obligatorios. El seguro de responsabilidad civil responde de los daños civiles que pueda provocar la empresa en el desarrollo de su actividad comercial o profesional. En algunos casos no es obligatorio, pero es uno de los seguros que más se recomienda contratar. El seguro a los trabajadores es un seguro personal a la plantilla que se fija en los distintos convenios colectivos. Es habitual que estas pólizas cubran una indemnización por accidente, incapacidad permanente, e incluso, muerte, dependiendo de los casos que a meritan dicha atención.

C.E.O.
Ing. Walter Távara
Nuestro servicio se basa en que tu crecimiento y confianza garantizan nuestro crecimiento.

Teléfono:
WhatsApp : 998920047

Dirección:
Av. Arenales 1724 Dpto.509 Lince
servicios@prodiserv.com