EMPRENDEDORES - La administración del vértigo

Fernando Grosso junto a otros especialistas discutieron la gestión de las empresas tecnológicas en un congreso universitario organizado por la UAI, y comparó el nacimiento de una empresa con El Mago de Oz.

Los emprendimientos informáticos siguen un camino parecido al del resto de las industrias para el difícil paso desde la idea hasta la empresa y desde el proyecto entre amigos hasta la compañía administrada según las normas legales y de calidad. Pero tienen sus secretos. El más importante es que es un negocio en el cual los ciclos son mucho más cortos y, por lo tanto, la capacidad de respuesta tiene que ser más rápida.

Todos los participantes de la mesa sobre "management en empresas de tecnología informática" que se realizó en el marco del Congreso Internacional de Tecnología Informática organizado por la Universidad Abierta Interamericana (UAI) coincidieron en que hay algunos esquemas para encarar un emprendimiento que son comunes a todas las industrias.

Mientras fuera del salón de la planta baja del edificio del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, decenas de visitantes, expositores, docentes, alumnos y organizadores se deleitaban con los robots hechos por alumnos de la universidad, en el interior unas 400 personas escuchaban a Fernando Grosso, un especialista en management y decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la UAI contar el paso a paso de la construcción de una empresa usando como modelo argumental un cuento infantil: El Mago de Oz.

Así describió los primeros pasos. Tener un propósito, formar un equipo para enfrentar los grandes desafíos, que cada miembro del equipo pueda cumplir sus propios objetivos dentro del grupo, que todos tengan necesidad de superación y que todos puedan descubrir cuáles son sus potencialidades, porque "las personas no necesitan que les inyecten cualidades, sino que las ayuden a descubrir las que ya tienen", dijo.

En diapositiva final, Dorothy, el león, el robot de hojalata, el espantapájaros y el perrito –la lealtad también es una cualidad para una empresa– cumplían los objetivos, luego de pasar por innumerables peripecias. Como todo emprendedor sabe, hay que estudiar, pero las mayores experiencias provienen del fracaso. Como suele ocurrir, el segundo expositor aprueba lo dicho por el primero y luego hace su propia evaluación. Miguel Angel Calello, presidente de la Cámara de Empresas del sector de Tecnologías de información (CESSI) explicó cuáles son las particularidades del sector: lo componen unas 1500 empresas, entre grandes, medianas y chicas, con 50.000 empleados y una facturación de US$ 7000 millones anuales.

También habló del equipo, del sueño convertido en emprendimiento, de la visión compartida y de la necesidad de ir distribuyendo los roles a medida que se crece. Puso cierto énfasis en la necesidad de pegar el gran salto del emprendimiento a la empresa, con una forma legal, distribución de roles y profesionales especializados, con una estructura que requiere inversión, con un modelo de negocio que sirva para que el sueño, además, permita vivir.

Puesto a diferenciar entre estos emprendimientos y los de las otras industrias, Calello fue terminante: Son iguales, pero hay dos características diferenciales. La primera es que las empresas trabajan con un intangible que, además, sufre cambios y caducidades aceleradas.

La segunda es que en tecnología, los recursos humanos son el bien más escaso y cambiante. Grosso se diferenció, en la medida que dijo en varias oportunidades que el esquema emprendedor no depende de la industria de la cual se trate, pero Calello aclaró en algún momento que "en toda empresa hay que compartir la visión e integrar los sueños de cada uno en un sueño en común, pero en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) además tiene que haber un incentivo importante para que no haya una sangría de personal".

Dentro de la misma mesa y con una lógica parecida, Cristian Moleker, jefe del Area de Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Ciencia y Tecnología del parque informático de La Punta, en San Luis, explicó cómo los polos tecnológicos pueden servir para contener y estimular a los emprendedores. Compartir algunos de los aspectos del management es una opción para dar los primeros pasos con el menor riesgo posible.

C.E.O.
Ing. Walter Távara
Nuestro servicio se basa en que tu crecimiento y confianza garantizan nuestro crecimiento.

Teléfono:
WhatsApp : 998920047

Dirección:
Av. Arenales 1724 Dpto.509 Lince
servicios@prodiserv.com